Sorprende

La estrella del R&B The Weeknd dio anteayer el pistoletazo de salida al Festival de Coachella, uno de los eventos musicales más importantes del mundo, en el que Los Ángeles Azules sorprendió como embajador latino con su cumbia popular y muy festiva.

El Empire Polo Club de Indio, una ciudad situada unos 200 kilómetros al este de Los Ángeles, abrió sus puertas a miles de jóvenes para un festival que acogerá la misma programación en dos fines de semanas seguidos (del 13 al 15 de abril y del 20 al 22). Con su nombre en mayúsculas en el cartel del Coachella al mismo nivel que Beyoncé, estrella de anoche, y Eminem, máximo protagonista de hoy, el canadiense The Weeknd ocupó el viernes el escenario principal para demostrar por qué a sus 28 años es uno de los cantantes más populares en la música actual.

Y aunque su turno llegó a primera hora de la tarde, el triunfal concierto de Los Ángeles Azules promete ser una de las grandes historias de este Coachella: la de un grupo mexicano que hace más de treinta años surgió en el barrio humilde de Iztapalapa, en Ciudad de México, que el viernes hizo bailar y gritar a “hipsters” de California con su cumbia “sabrosa y callejera”. “De Iztapalapa para el mundo”, gritó la legendaria banda en cuanto pisó el escenario principal del Coachella, al que se dieron cita cientos de seguidores, la gran mayoría de ellos latinos, para disfrutar de canciones como “El listón de tu pelo” y “Cómo te voy a olvidar”.

La familia Mejía, que compone Los Ángeles Azules, invitó además a subirse con ellos al escenario a sus compatriotas Kinky y Jay de la Cueva para que se unieran a la gran fiesta.

Los mexicanos no fueron el único nombre latino destacado del primer día de este evento, ya que Kali Uchis, cantante que nació en Colombia y que luego se mudó a Estados Unidos, presentó sus credenciales como futura figura del R&B y desveló su disco debut, “Isolation”, que se editó la semana pasada.

Beyoncé, que canceló en 2017 su actuación en el festival a última hora por estar embarazada, sería el gran reclamo de la jornada de ayer en Coachella, en cuya programación también sobresalen David Byrne, HAIM y Fleet Foxes.