Tierna negativa

Tal parece que a la pequeña Princesa Charlotte, hija de los Duques de Cambridge, Kate Middleton y el príncipe William, no le gustan los Paparazzis.

La pequeña se dirigía con su familia al bautizo del pequeño Príncipe Louis de apenas 11 semanas de nacido. En ese momento, los paparazzis tuvieron completamente prohibido el acceso a la capilla del momento íntimo de la familia real; sin embargo, todos esperaban como linces que cualquier miembro de la familia real saliera para poder capturarlo con sus cámaras.

En un momento de verdadera ternura con un poco de comedia, salieron Kate y William, con Louis en brazos y además llevando de manos al Príncipe George con su hermana la Princesa Charlotte, éste última fue la que se dirigió a los paparazzis con una cara casi que de regaño y les dijo en su inglés británico que no venían con ellos, que no podían pasar. Comentario que apenó al Príncipe Guillermo.

El momento quedó grabado en un clip que sin duda ya es viral en las plataformas digitales y que ha causado comentarios de los británicos, del mundo entero, incluido el mundo de la farándula.

En la cuenta del Palacio se colocó otra perspectiva del bautizo donde son vistos por primera vez todos los integrantes de la familia, pero sin duda la adorable Charlotte era la que se robaba la atención como siempre, con sus ocurrencias en los eventos a los que asiste con su familia.