Analiza

La relación del Congreso del Estado con el gobernador Mauricio Vila Dosal debería ser de contrapeso para controlar los abusos que pudieran surgir, considera el Dr. Martín Echeverría Victoria, profesor investigador del Instituto de Ciencias de Gobierno y Desarrollo Estratégico de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla. Sin embargo, agrega, la historia demuestra a nivel federal y local, que el PRI en Yucatán será una oposición obstruccionista, que en aras de hacer ver que la administración actual no es eficaz buscará estorbar o retener las iniciativas que surjan del jefe del Ejecutivo estatal que necesitan de la palanca del poder legislativo para validarlas.

Para el comunicólogo yucateco, las evidencias de lo que pasó en los gobiernos estatal de Patricio Patrón Laviada, y federales de Felipe Calderón Hinojosa y Vicente Fox Quesada, son una muestra clara de cómo podría darse la interacción entre el Congreso y la gestión del segundo gobernante panista en Yucatán.

“Históricamente se puede corroborar que, por ejemplo cuando en su administración Patricio Patrón peleó fuerte para que se concretara el proyecto de Metropolisur, que requería de unos 300 o 350 millones de pesos, la fracción priista del Congreso hizo cuestionamientos, algunos válidos y otros no, pero logró que se detuviera ese plan. En contraste a los gobiernos de Ivonne Ortega Pacheco y al de Rolando Zapata Bello les aprobó recursos de mil millones para subsanar una deuda, en el caso del primero, y de otros miles de millones para el Escudo Yucatán”, detalla el integrante del Sistema Nacional de Investigadores, nivel 1.

Echeverría Victoria, como yucateco que estudia la situación allende las fronteras de la entidad, indica que para que la relación del gobierno de Vila Dosal con el Congreso, en particular con el grupo priista, sea más tersa deberá actuar con habilidad, establecer las alianzas suficientes y adecuadas, e incluso recurrir a operadores que puedan hacer un trabajo político pulcro.

Sobre el ascenso del PAN al gobierno estatal, por segunda ocasión en la historia de Yucatán, afirma que le parece positivo. “La alternancia es adecuada, ya que cuando un sólo partido permanece en el poder se generan vicios”, expresó Echeverría Victoria.