Aprendizaje sin barreras

Un estudiante con alguna discapacidad tiene derecho de acceso a la información y la comunicación, es por esta razón que en Yucatán se distribuyeron mil 467 libros en sistema braille y formato macrotipo.

Luego de haberse constituido un padrón de estudiantes con ceguera y baja visión, la Comisión Nacional de Libros de Texto Gratuitos (Conaliteg) entregó mil 42 libros en macrotipo, los cuales se caracterizan por tener letras que oscilan entre 16 y 20 puntos por pulgada, el cual es mayor al de un texto común; sin embargo el contenido es el mismo.

Víctor Caballero Durán, secretario de Educación, indicó que estos libros están hechos para los alumnos con baja visión, es decir, aquellos que a pesar de usar lentes tienen dificultad para distinguir los objetos a una distancia muy corta. Asimismo, se entregaron 425 ejemplares en sistema braille, los cuales se caracterizan por tener una serie de puntos en relieve que funcionan como letras en alfabeto.