Colon

Los problemas en el colon afectan a casi la cuarta parte de la población y cada vez son más personas diagnosticadas con este síndrome, el cual es susceptible a varios problemas, entre los cuales el más grave es el cáncer.

Sin embargo, muchas de estas enfermedades pueden tratarse o prevenirse por completo, sólo es cuestión de conocer los síntomas y atenderse a tiempo.

Los problemas con el colon no unicamente se relacionan con la alimentación, también puede surgir a partir del estrés, los nervios y los miedos. Por ello, esta condición está incluida dentro de los llamados “trastornos funcionales del aparato digestivo”entre los cuales se encuentran el estreñimiento o la dispepsia.

Algunas de las señales para saber si padecemos de este trastorno son:

Dolor abdominal y calambres

El dolor abdominal y calambres son el síntoma más común cuando hay problemas en el aparato digestivo, sin embargo, cuando se trata del colon, pueden durar un par de horas y se intensifican de manera progresiva hasta llegar a niveles que se sienten como una quemazón, ardor o punzadas intensas.

Fiebre y fatiga

Si comienzas a sentir mucha fatiga y sueño sin haber hecho esfuerzo o actividad física, y además presentas fiebre, lo mejor es consultar a tu médico y hacerte los estudios necesarios; puede tratarse de un trastorno digestivo más grave.

Sangre en las heces

La sangre en las heces puede deberse a muchos factores, pero si es repetitivo es momento de ir al médico y realizarte los exámenes pertinentes.

Pérdida de peso sin razón aparente

Existen varios trastornos que provocan la pérdida de peso, pero cuando no hay una razón aparente debes tener mucho cuidado ya que, en conjunto con los otros síntomas, puede tratarse de algún padecimiento grave del colon, como cáncer.

Los padecimientos del aparato digestivo son más comunes entre las personas de diversas edades, pero especialmente entre los adultos ya que el estrés y el acelerado ritmo de vida que llevan entre el trabajo y la vida personal pueden provocar trastornos digestivos de moderados a graves. Muchas veces los signos que indican problemas en el colon se confunden, por ejemplo con una indigestión, pero hay que estar alertas pues los síntomas aparecen más de una vez a la semana sin excepción.

Por ello que se recomienda tener una buena alimentación y a las primeras señales de anormalia en el cuerpo, acudir al médico.