Los efectos de la anestesia

Los niños que reciben anestesia antes de los tres años de vida no tienen problemas con su inteligencia a futuro, pero sí podrían tener problemas de comportamiento y motricidad fina, según un estudio de Mayo Clinic.

En el análisis no se encontró evidencia respecto a que dichos niños tengan menos coeficiente intelectual, respecto aquellos que no recibieron dicha sustancia química en los primeros tres años de vida.

Los investigadores estudiaron a 997 personas nacidas entre 1994 y 2007 en el condado de Olmsted (Minnesota), donde se encuentra la sede de esta Clínica.

A los participantes se les agrupó según su exposición a la anestesia antes del tercer cumpleaños: 206 tuvieron dos o más exposiciones; 380 tuvieron una y 441 no tuvieron ninguna. Entre los grupos, tanto la inteligencia como la memoria y otras funciones cerebrales, fueron similares.

Quienes se expusieron varias veces a la anestesia presentan pequeños descensos en la motricidad fina, por ejemplo, en la capacidad de dibujar figuras con un lápiz y en la velocidad con la que procesan la información leída.

Los padres de familia informaron acerca de más problemas de aprendizaje y comportamiento, como dificultades con la lectura, comportamientos que coinciden con el trastorno de déficit de atención e hiperactividad, desobediencia a las normas o muestras de agresión o aislamiento social.

Los padres de los niños que recibieron anestesia solo una vez antes de cumplir tres años informaron de problemas con las destrezas mentales conocidas como funciones ejecutivas, que son las capacidades que ayudan con la memoria, el control de impulsos, la planificación y la flexibilidad.