2030

El mundo deberá emprender transformaciones rápidas y sin precedentes en sectores como la energía, la industria o las infraestructuras si quiere limitar el alza de las temperaturas a 1.5 grados centígrados, advierten los expertos de la ONU sobre el cambio climático.

En un informe de 400 páginas, cuyo “resumen para los responsables políticos” se publicó ayer lunes, los científicos expusieron los numerosos impactos climáticos que afronta el planeta, los cuales podrían aumentar si las temperaturas suben más de 1.5ºC respecto a los niveles preindustriales: olas de calor, extinción de especies, deshielo de los casquetes polares, etc.

“Cada pequeño episodio de calentamiento adicional importa, sobre todo porque superar los 1.5ºC aumenta el riesgo de cambios profundos o incluso irreversibles, como la pérdida de algunos ecosistemas”, explicó Hans-Otto Pörtner, copresidente de esta reunión del Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC por sus siglas en inglés), en la que participaron investigadores y representantes de los Estados la semana pasada en Corea del Sur.

Se alcanzaría en 2030

“Si el calentamiento sigue creciendo al ritmo actual por culpa de las emisiones de gas de efecto invernadero, se alcanzará un alza de las temperaturas mundiales de 1.5ºC “entre 2030 y 2052”, señaló el informe basado en más de 6,000 estudios.

Ante ello, mencionó que no se está a tiempo de revertir el problema ambiental, pues “No estamos condenados a un alza de 3°C”