Aumentan las tensiones

Algunos agentes de la policía hondureña rechazan implementar un toque de queda que el gobierno impuso para contener las protestas contra el lento escrutinio de la reciente elección presidencial, que hasta ahora le da el triunfo al actual mandatario Juan Orlando Hernández. Miles de personas dejaron sus casas por la noche para desafiar el toque de queda y visitar a los policías en su cuartel en la capital hondureña, lo cual añadió nuevas tensiones tras los comicios.