Concluye la cumbre

El presidente estadounidense Donald Trump y el líder norcoreano Kim Jong un partieron de Singapur ayer con encendidos autoelogios a los avances logrados en la desnuclearización de la península coreana. Pero Trump enfrentaba preguntas difíciles en casa acerca de si obtuvo muy poco a cambio de lo mucho que concedió, como el acuerdo de desistir de los ejercicios militares con su aliado Corea del Sur.