Eligen nuevo presidente

Los brasileños votaron ayer en unas elecciones marcadas por un intenso descontento hacia la clase gobernante tras años de turbulencia política y económica. La jornada se desarrolló en un clima de tranquilidad, a diferencia de los numerosos sobresaltos que acompañaron la campaña presidencial, la más estrambótica de los últimos años. En las calles de Río, muchos se acercaron a los centros de votación gritando frases patrióticas.