En estado grave

La ex primera dama Barbara Bush está grave y no se le prestará más atención médica, informó ayer un portavoz de la familia. “Tras una serie de hospitalizaciones recientes, y tras consultar con su familia y sus médicos, la señora Bush, ahora de 92 años de edad, ha decidido no recibir más atención médica y en lugar de ello de enfocará en estar lo más cómoda posible”, dijo en un comunicado el portavoz Jim McGrath.