Fase dos

La segunda fase de la misión de rescate del equipo de futbol infantil que quedó atrapado, junto con su entrenador, en una cueva del norte de Tailandia, concluyó la noche de ayer con el rescate de otros cuatro menores.

“Cuatro niños más fueron sacados del complejo de cuevas de Tham Luang inundado”, confirmó el jefe de la misión de rescate Narongsak Osottanakorn, tras dar por terminadas las labores del lunes, tras nueve horas de ardúas labores de los buzos rescatistas.

En una conferencia de prensa, Narongsak subrayó que cinco personas más, cuatro niños y su entrenador, siguen aún atrapados dentro del complejo de cuevas Tham Luang, en la norteña provincia de Chiang Rai, en el mismo sitio donde el grupo se resguardó desde hace más de dos semanas.

Los chicos, de entre 11 y 16 años, desaparecieron junto con su entrenador, de 25 años, el 23 de junio, durante una excursión a las cuevas de Tham Luang, ubicadas en un parque forestal cerca de la frontera con Myanmar, al inundarse la zona debido a una lluvia intensa.

Narongsak explicó que la misión de rescate demoró nueve horas, dos horas menos respecto a la realizadas el domingo y en la que se lograron sacar a salvo a los primeros cuatro niños de la cueva, según reporte del sitio Chanel News Asia.

La operación de rescate se reanudó con apoyo de más de 100 rescatistas, entre ellos 18 buzos, en su mayoría extranjeros.