Golpe al medioambiente

El gobierno del presidente estadounidense, Donald Trump, dio ayer otro paso más contra los esfuerzos del exmandatario Barack Obama para afrontar el cambio climático al formalizar la derogación del Plan de Energía Limpia, orientado a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

El administrador de la Agencia estadounidense de Protección Ambiental, Scott Pruitt, firmó ayer un aviso en el que propone la derogación.