Huelga contra Macron

La primera jornada de protesta contra la flexibilización del mercado laboral, que propone el presidente de Francia, Emmanuel Macron, movilizó ayer a 400,000 de personas en todo el país. La huelga se tradujo en algunas anulaciones de vuelos y en retrasos en los trenes, pero no creó la sensación de parálisis. Al menos cuatro personas fueron detenidas y siete personas resultaron con heridas leves.