Inaugura un puente

Cuatro años después de la anexión de Crimea, el presidente ruso, Vladímir Putin, escenificó de forma muy simbólica la unión con el territorio al inaugurar ayer un puente sobre el mar Negro que conecta la península con la parte continental de Rusia sin pasar por tierra ucraniana. La construcción del puente fue una de las promesas tras la anexión en 2014.