Logra poder indefinido

El presidente chino, Xi Jinping, logró ayer el poder indefinido en el país más poblado del mundo, al conseguir que se elimine el límite a su estancia en el poder ejecutivo, con lo que consolida su dominio indiscutido en el gobierno, el Partido Comunista y la Fuerzas Armadas. El pleno de la Asamblea Nacional Popular aprobó la medida casi por unanimidad.