Montaje

Los expertos de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) podrán entrar en Duma para investigar el presunto ataque químico en días pasados.

Un funcionario ruso, Igor Kirillov, explicó en rueda de prensa en La Haya que la OPAQ tendrá seguridad para comenzar la investigación, después de que se haya terminado de limpiar la carretera de Damasco a Duma de las minas plantadas por los “terroristas”, afirmó.

El ministro ruso de Asuntos Exteriores, Serguéi Lavrov, negó ayer que su país impida el acceso a los expertos de la OPAQ a Duma, así como las acusaciones de que Rusia ha manipulado las pruebas del supuesto ataque químico perpetrado en esa ciudad de Guta Oriental cercana a Damasco.

Además, insistió en que las autoridades rusas tienen evidencias claras de que no hubo un ataque químico en Duma y acusó a los servicios de inteligencia británicos de “manipular” lo ocurrido para “preparar el terreno” al bombardeo conjunto de Estados Unidos y Francia, que tuvo lugar el pasado sábado contra instalaciones químicas del régimen sirio.

Por su parte, el embajador ruso ante la OPAQ, Alexander Shulgin, añadió que no hay pruebas fidedignas de que el supuesto ataque tuviera lugar y que hay algunos niños que tosían mucho, pero eso no estaba causado por un agente químico, advirtió.

“Solo puedes respirar gas sarín una vez en tu vida. Hemos preguntado a la gente en el hospital de qué color era el gas químico del que hablaban, y nos dijeron que era de todos los colores. No sabían de qué estaban hablando. Es todo un montaje, dijo.