Mortal

Dos palestinos, uno de ellos médico, murieron hoy y otros 70 resultaron heridos por disparos israelíes durante las protestas que, por vigésimo viernes consecutivo, se produjeron en la valla de separación entre Gaza e Israel, informó el ministerio de Sanidad palestino en la franja.

Un doctor “murió por disparos de soldados israelíes al este de la ciudad de Rafah, en el sur de la Franja, mientras asistía a heridos en el área”, declaró el portavoz ministerial, Ashraf al-Qedra que informó de la muerte de un hombre de 55 años.

Miles de personas —9,000, según el Ejército israelí— participaron ayer en las protestas que forman parte de la campaña denominada Gran Marcha del Retorno junto a la línea divisoria entre Gaza e Israel, en la que quemaron neumáticos y se lanzaron globos incendiarios hacia territorio israelí.

La jornada de protestas coincide con el “acuerdo de calma” entre Israel y las milicias palestinas, lideradas por el movimiento islamista Hamás.

Carros de combate israelíes abrieron fuego contra dos posiciones de Hamás en la Franja “en respuesta a las protestas violentas”, indicó un comunicado militar.

Las tropas israelíes “identificaron una serie de infiltraciones en los que los sospechosos entraron (en Israel) y luego regresaron a la Franja de Gaza. Varios terroristas lanzaron una granada contra las tropas en el norte” de la franja.

Un nuevo fuego se registró ayer en territorio israelí como resultado del lanzamiento de objetos incendiarios, que han causado importantes daños en tierras de cultivo.