“No se sabrá la razón”

La Armada de Argentina admitió ayer la posibilidad de que no se sepa nunca la razón que hizo desaparecer al submarino ARA San Juan hace 19 días, algo que dependerá de poder localizarlo en el fondo del océano, para lo que se seguirá trabajando hasta agotar los medios disponibles. “Es importante el contacto visual de este equipamiento, de poder localizarlo en el lecho del mar”, reconoció el portavoz de la Armada, Enrique Balbi.