Nueva acusación

La crisis política en Brasil se agravó aún más ayer con la divulgación de una entrevista en la que el empresario que puso al presidente Michel Temer contra las cuerdas desde el mes pasado lo acusa ahora de ser el jefe de la mayor y más peligrosa organización criminal del país. El gobernante reaccionó inmediatamente y negó las declaraciones del empresario.