Peligroso

El presidente estadounidense, Donald Trump, calificó ayer a México como “el país más peligroso del mundo” y aseguró que nunca cambió de opinión sobre cómo debería ser el muro y quién debería pagarlo, un tema que ha generado una aparente disputa entre el mandatario y su jefe de gabinete, John Kelly.

En una serie de tuits matutinos, Trump contradijo a Kelly, quien ayer aseguró que el presidente estaba desinformado cuando hizo algunas promesas de campaña en 2016 y que su opinión sobre el muro que quiere construir en la frontera con México evolucionó desde entonces.

“El Muro es el Muro, nunca ha cambiado o evolucionado desde el primer día que lo planteé. En partes de él, por necesidad, se verá a través y nunca se consideró que fuese a ser construido en áreas donde hay protección natural como montañas, páramos o ríos”, aseguró Trump.

También insistió en que el muro será pagado, directa o indirectamente, o a través de un reembolso a largo plazo, por México, que cuenta con un absurdo superávit de 71,000 millones de dólares con Estados Unidos.

“El coste de 20,000 millones de dólares es mínimo comparado con lo que México consigue de EE.UU. ¡El Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) es un mal chiste!”, afirmó Trump.

El mandatario volvía así a criticar el pacto comercial en vigor desde 1994.