Pena de cinco años

El Tribunal Supremo español condenó ayer a Iñaki Urdangarin, cuñado del rey Felipe VI, a cinco años y diez meses de cárcel en un caso de corrupción y, de confirmarse su ingreso en prisión, sería la primera vez que ocurre en España con un familiar del monarca. El Supremo revisó las condenas dictadas en primera instancia por un tribunal de Palma.