Tatuajes lo delatan

Los característicos tatuajes de la Yakuza y las redes sociales permitieron la detención en Tailandia de un miembro de la mafia japonesa que huyó de su país tras el asesinato de un rival hace más de 14 años, informaron fuentes policiales. Shineharu Shirai, de 74 años y casado con una tailandesa, fue detenido en Lop Buri, indicó la autoridad policial.