Turista

El líder norcoreano Kim Jong un salió de su lujoso hotel para un recorrido turístico nocturno por Singapur ayer, apenas unas horas antes de la cumbre sin precedentes con el presidente estadounidense Donald Trump.

Kim pasó gran parte del día lejos del ojo público, generando conjeturas de que estaba planeando su estrategia para su encuentro con Trump. Pero en la tarde salió del hotel St. Regis y visitó el Domo de Flores en los Jardines de la Bahía en compañía del ministro de Exteriores de Singapur, Vivian Balakrishnan.

El canciller subió a Facebook una foto de él y Kim donde ambos están sonriendo y el norcoreano está vestido con su característico saco Mao color negro. Flanqueado por guardaespaldas, Kim también visitó el resort Marina Bay Sands.

Los medios de comunicación surcoreanos informaron que Kim iba acompañado de su hermana Kim Yo Jong y otros altos funcionarios.

Algunos expertos creen que el recorrido turístico sugiere que Corea del Norte y Estados Unidos redujeron sus diferencias antes de la cumbre. Previamente el lunes, importantes diplomáticos de los dos países se reunieron en un hotel para hacer los preparativos finales para el encuentro.

Kim se reunirá con Trump hoy por la mañana para discutir el futuro del programa nuclear norcoreano. Será la primera reunión entre un presidente estadounidense en funciones y un líder norcoreano desde el final de la Guerra de Corea de 1950-53.