Último adiós a Nobel

Familiares de Liu Xiaobo arrojaron las cenizas del premio Nobel de la Paz al mar ayer, en funerales cuidadosamente orquestados por el gobierno chino tras su muerte de cáncer cuando purgaba una condena. Partidarios de Liu dijeron que el gobierno autoritario quiso así borrar permanentemente todo rastro del preso político más célebre de China, quien murió el jueves a los 61 años. Las cenizas fueron arrojadas al mar al mediodía.