Visitar el Museo de Antropología es una de las mejores actividades en Ciudad de México

Pasar una temporada en nuestro país es siempre sinónimo de una experiencia fantástica, ya que hay mucho por visitar, mucho por recorrer. El DF es la ciudad más grande de Latinoamérica, con poco más de 22 millones de habitantes. Ya desde el aire, cuando se llega en avión, la visión de la ciudad impresiona y uno se pregunta ¿Cuántas actividades en Ciudad de México será posible hacer durante las vacaciones? Hay plazas, parques, mercados, restaurantes, museos, como el Museo de Antropología, que es obligatorio conocer!

Es necesario, para quien viaja por primera vez a esta ciudad, realizar una minuciosa planificación, puesto que hay un sinfín de actividades en Ciudad de México para disfrutar. Es normal que el visitante se angustie pensando que no podrá conocer todo lo que la ciudad brinda. Al final de cuentas, es una metrópolis fascinante y con seguridad, en un único viaje no es posible conocerlo todo. Por ese motivo es aconsejable organizar los días de permanencia, para poder recorrer el Museo de Antropología, pasear por El Zócalo y recorrer los mercados para degustar comidas típicas, entre otras cosas.

Para poder pasar unas hermosas vacaciones con la familia, una reunión para definir paseos y diversión será lo mejor. De ese modo, todos podrán disfrutar las actividades y regresar a casa felices y contentos. Aquí podrán encontrar algunas ideas!

Conocer el Museo de Antropología

En realidad, hay una enorme cantidad de museos en Ciudad de México y, por ese motivo, es imposible conocerlos todos. Sin embargo, vale la pena visitar algunos que son realmente imperdibles, como el Museo de Antropologia, el Museo de Arte Moderno, el Museo del Templo Mayor, el Museo Nacional de Bellas Artes y el Museo Universitario de Arte Contemporáneo.

El Museo de Antropología es uno de los más reconocidos a nivel mundial: es uno de los 10 mejores del mundo. Allí se encuentra la historia mexicana desde sus ancestros. Hay una inmensa colección de piezas arqueológicas y etnográficas de todo el país en 24 salas de exhibición.

Pasear por la Plaza Central de la Ciudad de México

La llamada Plaza de la Constitución es más conocida como “El Zócalo” y es una de las plazas más grandes del mundo, teniendo doscientos metros de norte a sur y doscientos cuarenta metros de este a oeste. Allí se localizan importantes edificios, como el Palacio del Ayuntamiento, la Catedral. El Edificio de Gobierno y el Palacio Nacional.

Sin lugar a dudas, el Zócalo es un lugar obligatorio para recorrer con calma y disfrutarlo a pleno. Es recomendable, para sentir la inmensidad del lugar, llegar allí en metro, porque al salir a la superficie, la sensación de grandeza es indescriptible.

Recorrer los mercados

Pasear por los diversos mercados que hay en la ciudad es una actividad imperdible. En todos ellos es posible experimentar comidas típicas, comidas caseras, una gastronomía extravagante como, por ejemplo, las hojas de cactus. Jugos, condimentos, todo es maravilloso para probar y aprender sobre la cultura gastronómica mexicana.

Por otra parte, el colorido, la gente, la vibración de cada mercado invita a pasar una tarde –o un día entero!- disfrutando, observando y fotografiando.