Aguas estancadas en las calles

Se derrumba el municipio de Hecelchakán, donde los encargados de servicios públicos y de Protección Civil, brillan por su ausencia sin que hagan su trabajo.

“Las principales calles de la Sabana son un asco, por más reportes nadie hace nada, lo primero que te dicen que no hay dinero para nada y por eso no pueden trabajar” comentan los ciudadanos molestos.

Y es que son varias calles que registran aguas estancadas debido a la falta de limpieza de las alcantarillas, así mismo hay cuadras donde el agua, por el tiempo que lleva, ya esta podrida.