Altruistas

Como parte de una iniciativa privada y con motivo del Día Mundial de la Educación Ambiental, la empresa inmobiliaria “ROCA”, llevó al cabo la campaña “Un kilo de ayuda por un kilo de basura” en la Unidad Habitacional el Fovi.

La dinámica de la actividad fue muy simple, consistió en entregarle a las personas un kilo de despensa como arroz, frijol y otros comestibles por cada kilo de basura reciclable que llevaran. Así los vecinos del lugar aprovecharon para limpiar sus patios y hacer conciencia sobre la educación ambiental, al mismo tiempos que ganaron despensas a cambio de sus desechos.

En entrevista, el propietario de la inmobiliaria, Eduardo Castro López, explicó que el objetivo de la campaña es demostrar que son una empresa socialmente responsable, devolviendo un poco de sus ganancias a la población.

Texto: Jorge Pérez González

Fotos: Jorge Pérez González

www.laisureste.com