Andaba paseando

Tremendo susto se llevaron los vecinos de la calle 22, entre 21 y 23 del barrio de San Francisco, del municipio de Hecelchakán, cuando platicaban a las puerta de su casa y vieron pasar una tremenda víbora, la cual salió de la maleza de un predio particular.

El animal era una oxcán que aunque no es venenosa, sí asusta, pues al desconocer sobre este reptil fueron los mismos vecinos que se armaron de valor y la mataron.

Son los mismos vecinos que hacen una llamado a las autoridades para que obliguen a los dueños, de los terrenos baldíos, para que lo mantengan limpios, y el que no cumpla, que se hagan acreedores de multas.

“Los terrenos baldíos son un problema, sobre todo en el primer cuadro de la ciudad que es visitada por los turistas” comentan los vecinos.