Antigüedad en las calles

Los teléfonos públicos instalados en varios puntos “estratégicos” de la capital campechana desde hace algunos años, empiezan a estar en desuso y a estorbar, pues la mayoría de las personas no los utilizan, ya que ahora se comunican a través de modernos teléfonos celulares.

Los jóvenes de esta generación no utilizan este tipo de telefonía. Los teléfonos fijos públicos pasaron de ser un medio de comunicación de primera necesidad, a través de monedas y tarjetas, hasta ser un objeto obsoleto, pese a que es uno de los medios de comunicación más baratos del mundo.

Cabe recordar que hace un par de trienios municipales, hubo controversia entre el Ayuntamiento de aquel entonces contra una empresa foránea, que empezó a instalar en el centro de la ciudad, circuito baluartes y barrios tradicionales, este tipo de casetas telefónicas, sin el permiso correspondiente y violentando el reglamento de imagen urbana del municipio.

Hoy en día, sólo forman parte del inmobiliario urbano de la ciudad, que contrasta con el entorno citadino, pues en los últimos años son pocos los que utilizan este tipo de teléfonos públicos de moneda o tarjeta para comunicarse.