Aparecen sólo sus vísceras

Una vez más el municipio de Calkiní vive su pesadilla de abigeato, dos borregas, en estado de gestación, fueron destazadas para robarse la carne.

Se supo que la borregas fueron arrastradas a un terreno para cometer el delito y dejar sólo las vísceras.

Roberto Huchin, vecino del arco maya, explicó que al no observar a sus dos borregas optó por iniciar su búsqueda y al asomarse al terreno aledaño, le causo extrañeza demasiadas moscas, resultaron ser las visceras.