Casi se cae el semáforo

Con el “Jesús en la boca” estaban los automovilistas que transitaban en pleno centro de la ciudad de Calkiní, a causa del semáforo que se encuentraba a punto de caer, por lo que fue reportado al número de emergencia.

Ayer por la mañana, los habitantes sorteaban su suerte a la hora de pasar por el lugar, ya que el semáforo se encontraba como un diente flojo, por lo que fue reportado antes que sucediera una desgracia.

Personal de protección civil llegaron al lugar, detuvieron el tráfico del primer cuadro de la ciudad y compusieron el problema del semáforo.