Doloroso

Un muerto, varios lesionados y motores robados es el registro que se conoce hasta el momento por la operación de los “piratas” en la ciudad de Seybaplaya, Champotón; según afirmó la multitud que se concentró en el malecón el día de ayer.

De acuerdo con el testimonio de la señora Leonarda Can Uc, extrañamente notó que su hijo tardó más de lo normal para llegar a casa, horas después recibió la lamentable noticia de que su hijo había muerto en manos de delincuentes, mientras éste se encontraba pescando durante la noche.

Como todos los días, sacó su silla en el malecón para esperarlo, pero esta vez, sin la esperanza de volver platicar con él.

“Diario salgo a esperar a que venga mi hijo, pero vi que ya era tarde; cuando de repente vino a mi hija diciendo que le llamó mi nieto, que les quisieron quitar el motor, les quitaron gasolina, la llave del motor y le metieron un balazo a mi hijo”, reveló.

Por otra parte, los “hombre de mar” afirmaron que no es la primera vez que se han reportado hechos delictivos, aunque es la primera ocasión en la que muere alguien por causa de tales bárbaros del mar.

Sin embargo, los tales mencionaron que no existe ninguna autoridad que vele por su integridad física; destacaron que las operaciones de las supuestas autoridades buscan perjudicar su labor.

En otro asunto, el ciudadano Manuel Jesús Mut, quien dirige un frente común en Seybaplaya, sostuvo que los tristes hechos que se viven en la ciudad son bien conocidos por las autoridades correspondientes, pero aún no hacen nada al respecto.

Asimismo, solicitó la intervención del congreso del Estado para elevar este tipo de delitos a nivel federal y así evitar que los delincuentes continúen saliendo libres después de ser capturados por la justicia al pagar fianzas.

“La verdad que hace falta que eleven a delito federal estos percances porque la verdad han agarrado a varios ladrones de motores, pagan una fianza y los dejan libres. Nadie nos protege cuando estamos trabajando. Que el delito de roba motores no tenga derecho a fianza, la idea es que se chupen unos 10 años como mínimo”, explicó Manuel Jesús Mut esperando que ahora sí se haga algo.