En cenizas

Un predio se vio prácticamente reducido a cenizas esto cuando un corto circuito consumiera una habitación, sin embargo el fuego terminó por expandirse a otras habitaciones devorando todo lo que había a su paso así como dos mascotas que no lograron escapar.

Los hechos ocurrieron a las 16:30 horas de ayer cuando un predio localizado en la calle Décimo Primera empezara a llenarse de humo, por lo que vecinos avisaron a los dueños así como a los números de emergencia, llegando inmediatamente el honorable equipo de bomberos así como personal de Protección civil Municipal.

Ante el siniestro, el fuego ya tenía poco más de treinta minutos de haber iniciado, por lo que una habitación quedó practicante destruido, por lo que el equipo de “vulcanos” redobló esfuerzos para controlar las llamas, las cuales ya se habían extendido a otros cuartos.

Durante los cuarenta minutos los “traga humos” en apoyo con protección civil, elementos viales y Preventivos, se pudo controlar el fuego con poco más de cuatro mil litros del vital líquido, posteriormente los dueños de la ya destruida vivienda sólo observaban como su patrimonio quedo reducido a cenizas.

Así mismo el fuego se inició por un corto circuito proveniente de un aire acondicionado, el cual quedó encendido presuntamente todo el día, por fortuna no se registraron personas lesionadas pero sí daños totales en el inmueble así como un perro y un perico no lograron escapar.