Le descontaron por hacer valer sus derechos

Gloria Márquez García, delegada del Rastro Municipal, acudió hasta las oficinas del Ayuntamiento capitalino para mostrar su inconformidad y denunciar que ha sido víctima de una serie de descuentos económicos, correspondientes al mes de noviembre y diciembre, y que apenas se reflejo en la nómina.

Aseguró que se debe a la represalia por exhibir los malos manejos al interior de su área laboral.

Molesta, señaló y culpó directamente a Manuel Cú Che, encargado del Rastro Municipal de tenerle mala voluntad y de notificar supuestas faltas injustificadas. Marquéz García, lo negó y sostuvo que ella siempre se ha presentado a trabajar en tiempo y forma.

La afectada, también acusó al director de servicios públicos, Pablo Sánchez, de permitir ataques en su contra, sin intervenir.

Más tarde, hasta el lugar de los hechos, acudió el líder, Luis Chab, respaldando a la manifestante quien pertenece a su sindicato, para extender un oficio donde exigen que se le regrese lo descontado, pues aseguró que se tiene la prueba de que la trabajadora no ha incurrido en ninguna falta.

A su vez exigió que Sánchez Silva ponga todo en orden y le permita hacer su labor a Márquez García, como delegada sindical, pero sin bloqueos ni intimidaciones.