Le quisieron llevar el carro

Elementos de la Policía Estatal Preventiva (PEP), acudieron a un reporte de robo hasta la colonia Esperanza, sitio donde una de las vecinas manifestó y señaló el predio donde varios sujetos se esconden para ingerir bebidas etílicas y hasta drogarse, ya que dijo que al verla pasar con su triciclo de dulces, quisieron quitárselo interviniendo sus familiares.

“No es la primera vez que este tipo de gente quiere robar, si no hubiese sido por mi sobrino y mi hijo, estos sujetos se llevan mi triciclo y todos mis dulces, el que me quiso arrancar mi vehículo no es de por acá, queremos que los saquen pues solamente acechan a sus víctimas y corren a encerrarse para que la policía no se los lleve”, narro Juana Isabel Ramos Herrera.

Ante lo anterior elementos de la PEP se trasladaron hasta la calle Limón y Melón de la colonia, lugar donde los sujetos se resguardaron en una casa blanca con verde, pidiendo a los ocupantes que salieran para dialogar y escuchar su versión de los hechos, mismos que al ser sujetos que solamente se dedican al robo, desde la ventana señalaron que no iban a salir, por lo que agentes reportaron lo sucedido a la central.

Dos patrulleros más a bordo de cuatrimotos se presentaron al lugar, donde esperaban la oportunidad para que saliera uno de los rijosos, abriendo la puerta al parecer el propietario del predio, quien se sentó a orillas de una de las escaleras dialogando con uno de los comandantes quien le pidió que sacara al ratero, negándose a dicho acto.