Le rompe la nariz

Pedro Canché de 44 años de edad, quien dijo ser chofer de una combi del servicio público, terminó con la nariz fracturada y bañado en sangre después de que fuera golpeado con un tubo en la cara cuando sostenía una discusión con el vigilante de un terreno particular habilitado como resguardo de unidades colectivas ubicado sobre la calle 55 por 84 de la colonia Obrera.

La discusión ocurrió cerca de las 21:30 horas del pasado domingo, Pedro Canché, fue al terreno a resguardar su combi pero a su llegada vio el portón cerrado y comenzó a sonar el claxon hasta que le abrieron, acción que no le gustó al vigilante e inició una discusión que se salió de control y terminó en golpes. El vigilante al ver que iba perdiendo agarró un tubo y le dio en la cara a Pedro lo que le provocó fractura de nariz.

Al lugar llegaron elementos de la Policía Municipal quienes pidieron auxilio de una ambulancia. Al llegar los paramédicos valoraron y curaron las heridas del hombre y le explicaron que tenía que ser trasladado a un centro médico pero éste se negó. Los policías recabaron datos y explicaron el procedimiento a seguir para que acudirá a la Vicefiscalía a interponer su denuncia.