Le valió

Daños materiales por varios miles de pesos, fue el saldo de un fuerte choque protagonizado por una mujer quien conducía en completo estado de ebriedad, y al no hacer su alto ni cederle el paso a una ambulancia, originó el fuerte percance, en el que resultaron tres personas lesionadas.

El hecho se suscitó alrededor de las 4 da.m., de ayer, cuando el operador de una ambulancia del Gobierno del Estado y asignada al departamento de Cruz Roja, se dirigían a atender una emergencia, fue al llegar al cruce con la avenida Dársena, cuando la conductora de un Nissan March, intentó cruzar la avenida Gustavo Díaz Ordaz, originando el cierre de circulación a la unidad de emergencia.

A consecuencia del encontronazo, la ambulancia monto el camellónhasta impactarse contra un poste de alumbrado público en tanto que el March quedo atravesado en medio de la avenida.

Al lugar llegaron elementos de la PEP, quienes aseguraron a la responsable y a su acompañante y los trasladaron al Ministerio Público.

Por su parte los lesionados que viajaban a bordo de la ambulancia, fueron auxiliados por otra unidad similar, y trasladados a diferentes hospitales de la ciudad para su debida atención.