Por un bache termina impactado

Como dice el dicho, “tomo agua de su propio chocolate”, fue lo que le paso a un empleado de obras públicas del ayuntamiento luego que se impactara contra un vehículo estacionado al pasar a exceso de velocidad uno de los tantos baches del barrio de San Román, presentándose al lugar el director de servicios público, quien dialogo con la afectada llegando al final a un arreglo para evitar la intervención policiaca.

Los hechos donde por fortuna no hubo personas lesionadas, se registró poco antes del mediodía de ayer, donde los baches hicieron que el empleado se estampara.