Se le estalló una llanta

La falta de mantenimiento de una unidad de transporte público ocasionó un percance sobre la carretera federal Campeche – Mérida, sobre el poblado Tepakán, del municipio de Calkiní, afortunadamente no hubieron lesionados.

Con un quemón de llantas de 10 metros, el mismo conductor de la unidad comentó que se salvó de milagro cuando a la unidad le estalló una de las llantas.

La unidad accidentada fue la de la cooperativa Tutipikin, de color rojo con blanco y con número económico 068, de la ruta Calkiní-San Nicolás.

Cabe destacar que sólo  hubo pérdidas materiales, pero al final la policía municipal llegó al lugar y sólo tomó conocimiento del hecho que terminó en un fuerte susto.