Seguridad garantizada

Por la presencia policíaca, los compradores se sentían seguros.

La seguridad estuvo garantizada para las amas de casa quienes acudieron al principal centro de basto de la ciudad, el mercado Pedro Sáinz de Baranda, pues la Secretaría de Seguridad Pública y Protección a la Comunidad, dispuso de 50 elementos de la Policía Estatal Preventiva (PEP) y un moderno módulo de vigilancia y del ministerio público itinerante.

De igual forma se incluyó el Grupo de Operaciones Especiales (Gopes), quienes realizaron patrullajes a pie y en patrulla dentro y en los alrededores del mercado.

También se contó con vigilancia en el mercadito ejidal, Concordia, Fidel Velázquez, entre otros.

Este operativo duró todo el día y noche de ayer sábado y el día de hoy domingo para seguridad de la ciudadanía.