Un incoherente

Poniéndose al tú por tú con los medios de comunicación y con plena desfachatez, el Secretario General de la Sección XXVII del IMSS, Hilario González Canul, con la incongruencia e incoherencia que lo caracterizan “cantinfleo” y, ante la presión de la prensa, ahora se retractó y negó que él haya mencionado que  la enfermera Dorisely Trujeque Garrido, perderá sus derechos sindicales, aunque luego ridículamente afirmó, que todo puede pasar.

El líder charro que tanto ha puesto en jaque la integridad de una joven víctima de abuso y que además la ha señalado y juzgado a los cuatro vientos, es él mismo que de burla, refirió que le ha mostrado su  total apoyo a la víctima cambiándola de consultorio, sin embargo insistió que no puede hacer más por la violación a la normatividad de sindicato del IMSS.

González Cánul, acudió la mañana de ayer a la entrega de estímulos a 40 enfermeras de la Entidad, mientras que a sus espaldas les pone el pie demostrando su machismo e ignorancia.

Cabe destacar que es de todos sabido que cualquier reglamento interno, no puede estar por encima de los derechos humanos de ninguna persona.