¡Urgente!

A sus escasos 6 años de vida, el pequeño Renato Emmanuel Dzib May vive sometido a una silla de ruedas en comparación con otros niños de su edad; él no puede valerse por si mismo desde su nacimiento, según su abuela Desiré quién se encuentra a cargo del menor, ya que su madre lo abandonó.

Renato padece de ataques epilépticos y tiene discapacidad motriz y mental por lo que es un niño especial y que requiere cuidados de tiempo completo.

En su domicilio ubicado en la colonia Polvorín no cuenta con los elementos necesarios para su tratamiento, ya que el seguro popular al que pertenece no cubre todos los gastos.

Desiré, con lágrimas aseguró que se encuentra desesperada, y sin dinero, pues su condición es de escasos recursos; por ello, hizo un llamado al corazón de los campechanos a que colaboren con su necesidad, ya que existen días en que no tienen ni para poder comer, lo que hace aún mayor la problemática familiar.

Renato, necesita de la bondad de los ciudadanos para poder salir adelante y cubrir sus gastos para transporte público y acudir a sus terapias, medicamentos para controlar su epilepsia y una dieta balanceada, basada en alimentos estrictos que su abuela no puede costear por lo que apeló a pedir la ayuda de la población. Así mismo, espera que alguna autoridad se sume a la ayuda para este menor.