Aeropuerto opera con normalidad

Salvo por las llegadas de los candidatos presidenciales, sobre todo las de Ricardo Anaya y José Antonio Meade, el aeropuerto de la ciudad operó con normalidad en los días previos al debate.

La mañana de ayer, todo transcurrió con calma, no hubo carreras ni periodistas ni simpatizantes, solo unos cuantos políticos llegando de última hora como el exgobernador de Quintana Roo Joaquín Hendricks Díaz, integrante del equipo de campaña de Meade.

En el vuelo que arribó a las 10 horas igual llegó un conductor de Foro TV, para sumarse a los periodistas nacionales que desde el sábado comenzaron a llegar para darle cobertura al debate.

Sin embargo, la llegada de los visitantes fue visto como algo normal para los trabajadores. Inclusive las ventas no despuntaron en los negocios como uno hubiera pensado. En los cafés, la hamburguesería y tiendas de recuerdos, el promedio de ventas fue el de siempre.

Una empleada de un café señaló que la afluencia ha sido normal pues los que llegan solo están de paso, es decir aterrizan y salen. Aseguró que el beneficio no es mucho y, si acaso, este será más notorio cuando regresen a sus ciudades pues en lo que esperan la salida de su vuelo se toman un café o hacen alguna compra para llevar de recuerdo.

Las autoridades del aeropuerto aseguraron que el debate sí trajo más gente a la ciudad, pero el número de vuelos de las aerolíneas fue el mismo.