Aumenta el flujo de turismo en el municipio

Con el inicio de las vacaciones de verano, empieza el aumento en el flujo turístico, sobre todo de nacionales que aprovechan ingerir alimentos en el bazar municipal de Valladolid y visitar los principales sitios de interés de la ciudad, sobre todo el cenote Zací, en donde los principales beneficiados son los artesanos que trabajan en el lugar.

Aunque apenas en la presente semana empezaron las vacaciones de verano, ya se comenzó a observar el aumento en el flujo de turistas que llegan, pero están divididos en nacionales y extranjeros.

En el caso de los extranjeros, siguen siendo de paso, con destino a la zona arqueológica de Chichén Itzá, de tal modo que solo se bajan alrededor de 20 minutos en el centro de la ciudad, pasean en el parque, se toman algunas fotos en el templo de San Servacio y luego vuelven a subir a su autobús y siguen su camino.

Sin embargo, los turistas nacionales llegan, comen en el bazar, luego se dirigen a otros lugares, como el centro histórico, el ex convento de San Bernardino de Siena, otros se van directo al cenote Zací, en donde aprovechan meterse al cuerpo del agua para refrescarse.

A su salida, caminan por el área de los locales comerciales de artesanías en donde compran algunos de los productos que se les ofrece en el lugar.

Se observa que familias enteras se meten al agua a bañarse, y luego de más de una hora de estar en el lugar, salen y continúan su recorrido a otros lugares del municipio.