Aún no saldrán a pescar

La inactividad pesquera que se registra desde el sábado pasado a causa del mal tiempo causado por el huracán “Michael”, se prolongará varios días más porque el primer norte de la temporada azotaría las costas de Yucatán entre el viernes y sábado.

La pesca se encuentra suspendida por completo desde el sábado al medio día, pues por los efectos de la depresión tropical antes de convertirse en tormenta tropical y huracán “Michael”, los vientos y marejadas no permitieron la captura de pulpo, de modo que las embarcaciones ribereñas retornaron temprano con poco molusco.

A pesar de que el mar de fondo que dejó el huracán ya pasó y ayer miércoles amaneció el mar en calma, con playas limpias, sin sargazo como estuvo en los últimos días, la pesca no se reanudó. Los ribereños consideran que sería hasta el viernes cuando salgan a pescar y no hoy jueves.

Sin embargo, el primer norte que ocasionará el desplazamiento de los frentes fríos 4 y 5, prolongaría la inactividad, ya que ocasionará vientos, marejadas y mar de fondo, condiciones no propicias para la captura de pulpo. Debido al norte, Celestún sería el principal puerto afectado.