Baja ventas tras mantenimiento a franjas de seguridad

La decisión de pintar pasos peatonales en los alrededores del mercado municipal de Valladolid, derivó en que se cierren, ayer miércoles durante la mañana, las calles aledañas y cuyas consecuencias fue una baja en las ventas, lo que molestó a los locatarios y algunos clientes que se vieron afectados por no tener en donde estacionar.

El lunes por la noche se cerró la calle 40 entre 39 y 41 frente al Palacio Municipal, en donde se pintaron de amarillo los pasos peatonales, pero eso ocasionó que se cierre a la circulación vehicular ese lugar y se prolongó hasta el día siguiente martes por la mañana.

Donde pintaron el lunes, ayer miércoles se observó que las franjas ya se borraron parcialmente con la circulación vehicular.

Los trabajos se extendieron en las calles que rodean el mercado municipal, por lo que los clientes ya no tuvieron el suficiente espacio para estacionarse, incluso Policías municipales los iban desviando hacia calles alternas.

Javier Fernández Arzápalo, ex presidente de la Unión de Abastecedores, expresó que es una irresponsabilidad mandar a pintar los pasos peatonales, sobre todo, porque saben que por la mañana hay movimiento comercial en el lugar.

Explicó que las ventas han estado bajas, y ayer les dieron “la estocada”, pues fueron mucho menos las ventas, la mayoría de sus clientes al ver que no tenían donde estacionar optaron por continuar su camino y buscar otras alternativas para hacer sus compras.

Explicó que el daño económico que les causaron a los locatarios fue grave, pues no se les acabó su producto a muchos.