Chofer: No lo vi

Caos vial generó un percance vial entre un automóvil y un autobús en el centro de Mérida. Aunque era evidente quién era responsable del hecho, el conductor no aceptaba su herror, por lo que un perito de tránsito tuvo que intervenir para deslindar culpas.

Cerca de las siete de la noche el conductor de un auto Matiz, con placas ZAP-334-A, que estaba estacionado en la zona de paraderos de la calle 67 entre 62 y 64 del primer cuadro de la ciudad, puso en marcha su vehículo, pero como frente a él había un autobús estacionado en su paradero, intentó incorporarse al carril izquierdo sin precaución, por lo que fue impactado por el autobús de la ruta 65 centenario.

—No me fijé de que se estaba incorporando. Escuché el golpe y alguien me dijo que estaba arrastrando a un carro—, dijo el chofer del autobús.

Peritos de tránsito de la Policía Municipal de Mérida acudieron al lugar de los hechos. Finalmente las partes llegarían a un acuerdo a través de sus aseguradoras.