Citricultores, con esperanzas

Mientras el precio del limón persa se tambalea, la naranja dulce se mantiene en $80, debido a que la naranja veracruzana le hace competencia desde febrero.

En un lapso de dos semanas, el precio del limón fue de los $500 a los $700 y viceversa, aunque algunos citricultores como Pedro Euán Cab, saben que el mercado para sus cultivos es de acuerdo a la oferta y demanda. En esta semana el fruto se está vendiendo en $480 la caja de 20 kilos.

Para algunos productores esto no es alarmante, debido a que falta tiempo para que termine la Cuaresma y tienen la esperanza de que el precio del fruto se eleve hasta alcanzar los $800 a los que se cotizó en 2013-2014.

Con respecto a la naranja dulce de la variedad Valencia Tardía, continúan vendiendo su producto hasta en $80, aunque la naranja dulce que se produce en los municipios del sur es escasa.

Para cubrir la demanda, los revendedores de frutas traen la naranja de Veracruz, aunque muchos compradores prefieren la yucateca.

Un ejemplo es Ángel Díaz, quien asegura que la naranja fuereña no tiene la misma dulzura que la local, además de que su cáscara es muy sencilla y queda suave rápido.