Complicada

No la tiene fácil, al menos no como la primera vez que el PAN ganó la gubernatura: el gobernador electo Mauricio Vila Dosal enfrentará una situación difícil por las circunstancias que vienen con el nuevo gobierno federal, advirtió la exgobernadora Dulce María Sauri Riancho.

Sobre el hecho de que Jorge Carlos Ramírez Marín sea el único priista del país que llega al Senado por la vía del voto directo, expresó: “El caso de Jorge Carlos es un trabajo sistemático de años, en el que ha sabido combinar una fuerte presencia en la escena nacional con trabajo muy dedicado de Yucatán”.

Advirtió que Mauricio Vila llega en circunstancias externas muy distintas a 2001 cuando por primera vez el PAN ganó la gubernatura.

“Patricio Patrón Laviada llegó al gobierno del Estado con la ola Foxista, fueron seis años de gobiernos estatal y federal panistas, había buena interlocución”, recordó.

Luego de Patrón Laviada, continuó, Ivonne Ortega recuperó el gobierno del Estado para el PRI, pero de nuevo el gobierno federal era del PAN, no fue fácil para ella, y ahora parece que se reproducen las mismas condiciones para Mauricio Vila.

“He revisado su administración municipal en Mérida, ha sido buena y funcionó, pero para el gobierno estatal no podemos quedarnos así, se requiere más”, comentó.

Señaló que hay grandes proyectos encaminados cuyos resultados empiezan a darse y pueden continuar en años, como en turismo, en el cual se ha hecho un gran esfuerzo de promoción y en infraestructura, es un foco que se debe mantener.

Entre otros proyectos importantes que ayudarían al desarrollo del Estado, citó la Zona Económica Especial de Progreso, donde falta licitar quién lo administrará, así como el Parque Científico y Tecnológico que debería seguirse trabajando.

“Éstos son algunos de los retos que tendrá Mauricio Vila y no la tiene fácil, su única ventaja visible es que su partido es hoy la segunda fuerza del país y de ahí se podría apoyar”, comentó.